logo camarote.jpg

Microrrelato: El robot que encontró su alma


Y entonces el gigantesco robot, a punto de con su poderoso brazo de titanio aplastar lentamente la yugular de aquél ser anónimo que se acercó a él con los brazos abiertos, accedió a sus bancos de memoria. Retrocedió en el tiempo, analizando miles y miles de bifurcaciones electrónicas, hasta llegar al punto cero, a ese momento en que la vida (artificial) fue creada y se dio cuenta que el ser que pretendía destruir era su mismo creador, el origen de toda su estirpe. En ese momento surgió la trascendencia electrónica.


  • Facebook

IMÁGENES:  Todas las imágenes que ilustran los artículos y relatos de esta web y sus publicaciones son propiedad del autor de las mismas, así como las marcas comerciales y logotipos son propiedad de las empresas o personas a  nombre de las cuales están legalmente registradas y son reproducidas aquí solamente con el fin de ilustrar una reseña, crítica o análisis de las obras a las que hacen referencia. El Club de la Fábula no tiene relación alguna con el productor, productora o el director de la película, editor o autor del libro y de la portada del mismo. El copyright del poster, carátula,portada, fotogramas, fotografías e imágenes de cada DVD, VOD, Blu-ray, tráiler, libro, cómic  y banda sonora original (BSO) pertenecen a las correspondientes editoriales, autores, productoras y/o distribuidoras.