logo camarote.jpg

¿Qué hacer para que mi libro se venda?


Tu obra parece que cae en un punto muerto, en el que las ventas son esporádicas o directamente nulas. Pero algo se puede hacer al respecto.

Escribir un libro es algo sumamente ilusionante pero cuyo proceso de creación nos consume horas y horas de trabajo frente a un teclado. Desarrollo, personajes, capítulos, maquetación, portada, primera corrección, segunda, tercera, cuarta, etc.

Pero llega el momento de dar luz verde al manuscrito, y pensar en cómo convertirlo en un libro de verdad, con su ISBN, sus páginas impresas, su portada y sus ventas y lectores. Lo subimos a Amazon o buscamos alguna editorial que realice trabajos para autores independientes, léase autopublicados, y así gestionar nosotros todo el proceso.

Vienen las primeras copias a casa, regalas ejemplares a tus seres más allegados y publicitas a los 4 vientos tu obra entre tus conocidos, a través de tus redes sociales o incluso tal vez te atrevas a presentarlo formalmente en una librería de confianza o en el centro cultural de tu barrio.

Pero una vez superado este punto tu obra parece que cae en un punto muerto, en el que las ventas son esporádicas o directamente nulas.

Pues bien, si esta historia te resulta familiar, has venido al lugar adecuado.

Lo que me pasó en una pequeña librería.

31 de diciembre de 2019. Fin de año en Teruel, una pequeña ciudad digna de visitar y en la que decidimos despedir el año. Por la tarde, como no puede ser de otra manera en mi caso, busco en mi móvil librerías cercanas, pues los hay que aún tenemos el dulce vicio de leer a diario. Entro en una de ellas que no debería de tener más de 50 m2 y comienzo a curiosear títulos. Durante mi estancia entran dos personas. La primera pregunta al dependiente por un libro de Harry Potter. La segunda por el libro de ‘Máster chef’ , famoso programa televisivo de cocina. La improvisada escucha me confirmó algo que ya sospechaba: Excepto algunos raros como, la gente compra solo lo que conoce. Youtubers, populares del papel cuché, o cualquier personaje mediático vende libros por miles, de variable calidad en cuanto a contenido, pero que arrastran a una ingente cohorte de seguidores que religiosamente lo adquieren solo por tener la cara del famoso en cuestión en la portada (aunque la mayoría no lo lean).

Luego están los autores consolidados, los finalistas y ganadores de prestigiosos premios literarios respaldados por potentes grupos editoriales que cuentan con un amplia cobertura mediática a nivel nacional e internacional y una extensa red de distribución a su servicio.

Y luego estás tú. Con tu libro recién publicado debajo del brazo y no sabiendo muy bien qué hacer.

Lo que hice en mi caso, y funcionó razonablemente bien.

A mí me pasó exactamente lo mismo. Y tras meses y meses de infructuosos esfuerzos, di con la solución... Continuar leyendo.


0 vistas
  • Facebook

IMÁGENES:  Todas las imágenes que ilustran los artículos y relatos de esta web y sus publicaciones son propiedad del autor de las mismas, así como las marcas comerciales y logotipos son propiedad de las empresas o personas a  nombre de las cuales están legalmente registradas y son reproducidas aquí solamente con el fin de ilustrar una reseña, crítica o análisis de las obras a las que hacen referencia. El Club de la Fábula no tiene relación alguna con el productor, productora o el director de la película, editor o autor del libro y de la portada del mismo. El copyright del poster, carátula,portada, fotogramas, fotografías e imágenes de cada DVD, VOD, Blu-ray, tráiler, libro, cómic  y banda sonora original (BSO) pertenecen a las correspondientes editoriales, autores, productoras y/o distribuidoras.