IMÁGENES:  Todas las imágenes que ilustran los artículos y relatos de esta web y sus publicaciones son propiedad del autor de las mismas, así como las marcas comerciales y logotipos son propiedad de las empresas o personas a  nombre de las cuales están legalmente registradas y son reproducidas aquí solamente con el fin de ilustrar una reseña, crítica o análisis de las obras a las que hacen referencia. El Club de la Fábula no tiene relación alguna con el productor, productora o el director de la película, editor o autor del libro y de la portada del mismo. El copyright del poster, carátula,portada, fotogramas, fotografías e imágenes de cada DVD, VOD, Blu-ray, tráiler, libro, cómic  y banda sonora original (BSO) pertenecen a las correspondientes editoriales, autores, productoras y/o distribuidoras.

  • Facebook
BANER HORIZONTAL.jpg

EL PODER DE CONTAR UN CUENTO

05/07/2016

 

Erase una vez un cuento...

 

Los cuentos, las historias, las fábulas. Desde que los humanos adquirieron la capacidad del habla, todos los valores y conocimientos arquetípicos y fundamentales se han trasmitido de generación en generación en forma de historias. La mitología, los grandes poemas épicos cuentan a través de hechos novelados verdades, valores y conocimientos que pertenecen al imaginario colectivo.

 

Hoy, bajo el dominio de los poderosos estímulos audiovisuales, la habilidad de imaginar a través de la narración oral se torna, ahora más que nunca, una necesidad. Necesidad de activar nuestro poder de visualización, poder fundamental para no perder nuestra capacidad de soñar , de fabular, de estimular nuestra creatividad.

 

Por ello, no hay que perder la costumbre de contarles cuentos a los más pequeños. Incluso podemos optar por la figura del 'Cuentacuentos' el profesional que se dedica a contar (y a vivir) del cuento, pero que sorprende tanto a niños como mayores, como una opción lúdica más en nuestras celebraciones familiares. Aquí puedes pedir uno. 

 

 

Este arte de contar cuentos se remonta a la prehistoria. Muchos cuentos actuales como Caperucita roja tienen sus orígenes en el Neolítico. Los cuentacuentos profesionales optan tanto por cuentos propios como prestados, antiguos y modernos, y casi siempre apoyados por recursos visuales para mantener la atención de los niños. La duración ideal es una hora, pero se puede prolongar bajo demanda. y se adapatan a la edad de la audiencia.

 

El poder del cuento reside además en el especial vínculo que se establece entre el contador y el escuchante, que es casi como la relación entre el iniciado y el chamán, entre el aprendiz y el maestro. 

 

Puedes optar por los clásicos, por los clásicos renovados o encargar uno a medida. Pero lo mejor es poder inventar los tuyos y  contarlos tal y como salen de tu imaginación.

 

De una forma u otra, si tienes niños, o si trabajas con ellos, nunca renuncies al cuento. 

 

Y colorín colorado, este pequeño artículo ha acabado.

 

 

Para saber más:

"Un cuento (del latín compŭtus, cuenta) es una narración breve creada por uno o varios autores, basada en hechos reales o ficticios, cuya trama es protagonizada por un grupo reducido de personajes y con un argumento relativamente sencillo.

El cuento es compartido tanto por vía oral como escrita; aunque en un principio, lo más común era por tradición oral. Además, puede dar cuenta de hechos reales o fantásticos pero siempre partiendo de la base de ser un acto de ficción, o mezcla de ficción con hechos reales y personajes reales. Suele contener pocos personajes que participan en una sola acción central, y hay quienes opinan que un final impactante es requisito indispensable de este género. Su objetivo es despertar una reacción emocional impactante en el lector. Aunque puede ser escrito en verso, total o parcialmente, de forma general se da en prosa. Se realiza mediante la intervención de un narrador, y con preponderancia de la narración sobre el monólogo, el diálogo, o la descripción." Fuente:Wikipedia

 

 

 

Hoy en día el poder de la imagen a desplazado 

Please reload

BANER HORIZONTAL.jpg
Please reload