IMÁGENES:  Todas las imágenes que ilustran los artículos y relatos de esta web y sus publicaciones son propiedad del autor de las mismas, así como las marcas comerciales y logotipos son propiedad de las empresas o personas a  nombre de las cuales están legalmente registradas y son reproducidas aquí solamente con el fin de ilustrar una reseña, crítica o análisis de las obras a las que hacen referencia. El Club de la Fábula no tiene relación alguna con el productor, productora o el director de la película, editor o autor del libro y de la portada del mismo. El copyright del poster, carátula,portada, fotogramas, fotografías e imágenes de cada DVD, VOD, Blu-ray, tráiler, libro, cómic  y banda sonora original (BSO) pertenecen a las correspondientes editoriales, autores, productoras y/o distribuidoras.

  • Facebook
BANER HORIZONTAL.jpg

Microrrelato de lectores: 'Noche más oscura'

26/03/2017

 

 

Los otros fantasmas hurgaban sobre tumbas roídas; yo deambulaba contra el viento. Traspasé una, dos, diez lápidas. Me detuvo un brillo furioso. Dos iris y una boca se agazapaban sobre un perro muerto y lo lamían. Me produjo escalofríos y me escondí en una fosa. Comencé a marearme. Pensé si sería mi cobardía o el hedor sofocante del nicho. Me pregunté si realmente el perro estaba muerto. De algo estaba seguro: la noche de brujas no era para mendigos. Lo escuché tragar con desenfreno. Sentí náuseas. Salí a buscar otro escondite. Todavía mareada, me deslicé de manera precaria; me oculté mal detrás de una tumba. Había arrastrado por demás la hojarasca. El hombre dejó de lamer y levantó la mirada. Me miró como quien descubre una moneda de oro en la profundidad de un aljibe. A mí me dio pavor verlo abrir la boca. Hilos de baba colgaban de sus labios. Yo los percibí tensos, de acero, capaces de degollar a la más sólida de las víctimas. Una ráfaga gélida sopló desde el sur. Ambos parpadeamos. La noche se volvió más oscura y yo más aliviado. Escuché avanzar el traqueteo infernal. Pude advertirle sobre ellos pero no quise. El mendigo fue descubierto enseguida y devorado con la misma prisa. Agobiado, escapé al séptimo círculo.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Please reload

BANER HORIZONTAL.jpg
Please reload