IMÁGENES:  Todas las imágenes que ilustran los artículos y relatos de esta web y sus publicaciones son propiedad del autor de las mismas, así como las marcas comerciales y logotipos son propiedad de las empresas o personas a  nombre de las cuales están legalmente registradas y son reproducidas aquí solamente con el fin de ilustrar una reseña, crítica o análisis de las obras a las que hacen referencia. El Club de la Fábula no tiene relación alguna con el productor, productora o el director de la película, editor o autor del libro y de la portada del mismo. El copyright del poster, carátula,portada, fotogramas, fotografías e imágenes de cada DVD, VOD, Blu-ray, tráiler, libro, cómic  y banda sonora original (BSO) pertenecen a las correspondientes editoriales, autores, productoras y/o distribuidoras.

  • Facebook
BANER HORIZONTAL.jpg

La primera gamba robot comestible

01/02/2018

La presentación oficial del invento acabó casi en tragedia. Su precio 13.500 dólares la unidad.

 

 

 

 

El afamado inventor y científico Don Nhadie ha vuelto a sorprender al mundo con un nuevo artilugio que dará mucho que hablar y más de comer. Se trata nada más y nada menos que de la primera gamba robot totalmente comestible ya que según declaró el mismo en una rueda de prensa '-Gambas robóticas existían, pero solo eran burdos artificios mecánicos, mi invención es una gamba tan minuciosamente construida que es imposible distinguirla de una real, y es más, hasta se puede comer" .

 

En efecto y durante la presentación del prototipo pudimos ver una gamba robótica nadando en una pecera cuyo aspecto en nada difería del crustáceo decápodo natural que todos conocemos. Una mezcla de resinas y microcableado de titanio junto con otros componentes secretos hacen que la gamba robot sea comestible e indistinguible de una real. Como colofón el propio Don se puso a la faena y asó a la parrilla tres docenas de estas gambas que repartió entre la prensa asistente que pudo comprobar de propia boca la perfección del modelo en cuanto a sabor y textura.

 

"El único inconveniente es el precio  que ronda actualmente los 13.500 dólares la unidad y que hay que recargarlas cada 12 horas con un cargador que por supuesto viene de serie con cada caja de docena".  Aclaró el científico después del ágape .

 

Preguntado por la utilidad del invento el científico declaró "-Ya estamos otra vez con lo de la utilidad, un poco pesaditos si que sois, envidiosos que sois unos envidiosos" acompañando sus palabras de diversas patadas voladoras contra la prensa asistente unidas a indiscriminados lanzamientos de sillas y micrófonos y en definitiva cualquier objeto que Don pudo asir en ese momento.

 

Pese que percance pudo haber acabado en tragedia los periodistas no se lo tomaron en cuenta "-Manías de genio" dijo uno "-Es buena gente pero tiene sus prontos" afirmó otro, "-La culpa es del que le preguntó eso sabiendo como es Don" se oyó también tras lo sucedido que acabó en breve trifulca, no pasando la cosa a mayores. Desde aquí le deseamos larga y próspera vida a tan magnífico y peculiar invento.

 

Nota: Como ya habrás adivinado, y se advierte en la etiqueta del título,  se trata de uno de nuestros artículos de humor absurdos, que de vez en cuando publicamos. Porque como reza nuestro lema "Hay que hacer el humor al menos una vez por semana"

Comparte para bromear con tus amigos.

 

 

Please reload

BANER HORIZONTAL.jpg
Please reload