IMÁGENES:  Todas las imágenes que ilustran los artículos y relatos de esta web y sus publicaciones son propiedad del autor de las mismas, así como las marcas comerciales y logotipos son propiedad de las empresas o personas a  nombre de las cuales están legalmente registradas y son reproducidas aquí solamente con el fin de ilustrar una reseña, crítica o análisis de las obras a las que hacen referencia. El Club de la Fábula no tiene relación alguna con el productor, productora o el director de la película, editor o autor del libro y de la portada del mismo. El copyright del poster, carátula,portada, fotogramas, fotografías e imágenes de cada DVD, VOD, Blu-ray, tráiler, libro, cómic  y banda sonora original (BSO) pertenecen a las correspondientes editoriales, autores, productoras y/o distribuidoras.

  • Facebook
BANER HORIZONTAL.jpg

El planeta de las máquinas vivientes

 

 

 

Es el viaje más extraño que marco mi vida y no por que no haya atravesado otras galaxias, ya que me dedico al comercio espacial pero en especial de algunos elementos difíciles de obtener. Todo comenzó cuando una importante compañía llamada “La Fabrica” me encargo la transportación de un elemento bastante complejo y difícil de encontrar, la carga que transportaría era de Trinium26 un complejo elemento que solo se puede encontrar en uno de los planetas del sistema de la estrella llamada HD 140283 o Matusalén que se encuentra a 190 años luz de la Tierra en la constelación de Libra. Su edad se estima hasta en 16.000 millones de años, lo que es una controversia entre los científicos, ya que de ser así sería más antigua que el propio Universo (que se estima tiene unos 13.700 millones de años), lo que equivale a ser más viejo que tu propia madre. Otros conjeturan que la edad de Matusalén se podría ajustar a los 13.600 ó 13.500 millones de años, tres veces más vieja que nuestro Sol. La estrella es una subgigante roja en las últimas fases de su vida. Para llegar tardaría con los métodos actuales 2 años en estado criogénico, lo cual se hacía un viaje bastante peligroso y pesado pero la paga es muy buena y de algo se tiene que sobrevivir en la galaxia así que me embarque en esta nueva aventura. Ajuste los parámetros e hice los cálculos respectivos, realice todo el papeleo burocrático que todavía lastimosamente se hace en la Tierra, programe al computador de vuelo, el soporte de vida lo verifique dos veces y me entregue a la suerte de mi destino. Como es un viaje muy largo se calcula que se haga mínimo con dos personas, ya que las posibilidades que pase algo en el viaje son altas y si uno muere el otro por lo menos puedo hacer los arreglos correspondientes. Eso era lo de ley, dos para el viaje pero no era mi estilo, soy un viajante que gusta de la suerte y la soledad así que hice el papeleo de dos y así como lo he hecho otras veces engañe al sistema para que este creyera que íbamos dos pero en realidad solo iba yo. El despegue fue normal, entre en órbita con frontera en la Luna, pase por la frontera con Marte, luego Júpiter, Plutón y me prepare para el salto a velocidad luz. Revise nuevamente la navegación, computadoras de soporte de vida, etc. Y todo estaba bien, las coordenadas estaban correctas y si todo está bien solo necesitaría 2 años para llegar y dos para regresar. Di una última vista a toda la nave, la verdad es que uno no sabe y en un viaje así la suerte es un factor primordial. El soporte de vida era una especia de capsula donde entrabas en una especie de congelamiento o estado catatónico. Llego el momento la cámara o capsula se llena de un gas que era el que preservaba y todo lo que tenía que hacer era relajarme y dormir, un largo dormir… Los controles se han activado y me han despertado, si todo salió bien debo de estar a las puertas del sistema Matusalén. El despertar es un poco complicado ya que como mi cuerpo ha estado inactivo casi vegetativo, tiene que haber un periodo de descompresión que tarda aproximadamente 15 a 30 minutos, si fuera una emergencia grande la que tuviera ya estaría muerto. La capsula se abre y puedo moverme, voy a ver cómo están todos los indicadores reviso la fecha y han transcurrido aproximadamente dos años y estoy aproximándome al objetivo. Todo va saliendo como lo planificado, veo en la pantalla esa estrella tan especial y tan antigua como el mismo universo. Me acerco a mi objetivo una de las lunas del cuarto planeta de Matusalén, recuerdo haber venido aquí de niño con mi padre y recuerdo como me gustaba jugar en las cuevas de esa luna, era como el descubrir territorios y mundos nuevos, aunque mi padre siempre terminaba regañándome porque decía que era muy peligroso adentrarse en esas cuevas, además que guardaban muchas historias y secretos. Poco a poco una gran nostalgia se llega a mi alma, pero debo de concentrarme y dedicarme a mi trabajo, debo preparar a los robots perforadores que extraerán el material de las cuevas y lo más importante debo de decidir a cual cueva entrar para perforar ya que si me demoro mucho tardaría en regresara a la tierra mas años de lo necesario y no sé hasta donde habrá cambiado la Tierra para ese entonces. El descenso a la Luna ha sido exitoso, y entre las más de un millón de cuevas eligiré a la que el programa de probabilidades del computador central me marque como “ideal”. La maquina da las coordenadas dependiendo de la abundancia de Trinium26. En este caso marca el lado oeste 40º a partir del eje meridional de la Luna, enviare a los robots excavadores a que comiencen su tarea en la cueva mas grande. Llevo dos horas cavando y he tenido mucha suerte, llevo los niveles de extracción al 20% a este ritmo en dos o tres días tendré completa la carga. Han pasado tres días y la carga esta en un 85%, esta Luna es bastante particular y casi típico de una Luna, sus días son más cortos a los nuestros debido a su rápida rotación alrededor del cuarto planeta, he explorado varios kilómetros de la Luna y el aspecto no cambia, cuevas, montañas grises debido a las estrella blanca y el material del planeta no contiene mucho color es de ligero aspecto gris exceptuando el Trinium26 que es plateado, un planeta con vientos fuertes y es debido a su atmosfera que puede albergar vida, pero debido a que nada puede crecer hace que su aspecto sea desolador aunque siempre me he preguntado cómo puede mantener su atmosfera, y porque nadie habita en esta Luna, pero no soy un científico sino un aventurero y un excavador. No me he ido muy lejos de mi nave ya que allí tengo la base de operaciones con la que estoy efectuando las excavaciones y ligeramente salgo a hacer algunas pequeñas caminatas en la zona. Hoy voy a explorar la cueva de este, una que el día de ayer llamo mi atención, ya que presentaba algunos jeroglíficos quizá de alguna antigua civilización o alguna cultura ya desaparecida. Lo que sea hizo que llamara mi atención y he decido explorarla el día de hoy después del desayuno ya que los robots están por terminar las excavaciones y extracción del mineral. Es extraño parece un lenguaje desconocido aun para mis analizadores de lenguaje que son bastante buenos, los conseguí en el planeta de baratijas (una especie de mercado negro a niveles planetarios), pero ni eso lograba descifrar esas inscripciones quizá de alguna cultura perdida primitiva. Las inscripciones en las paredes de la cueva son muchas aunque hay una que me llama mucho la atención es una especie de símbolo muy parecido a los símbolos de encendido antiguos. Al acercarme y limpiar esta roca se acciono una serie de mecanismos que han activado una especie de paneles de cristal como ataúdes y adentro de estos hay… aunque no lo puedo creer una persona; no, es una especie de ciberdroide muy parecido a un niño pero se nota que no es un niño quizá por su pelo que no es tan delgado y sedoso como el de los humanos este es metálico muy parecido al cable que contienen las nanomaquinas que poseemos. Los ataúdes de cristal son uno, dos, tres, cuatro y cinco. Todos están sin terminar, semi acabados, son más parecidos a los que la humanidad antigua llamaba ángeles, aunque para que yo los diferencie diría que son cuatro niños y una niña, la niña en especial tiene una mirada y ternura que dejaría petrificado hasta el animal más violento, estos niños me irradian una paz inexplicable. Su ataúdes de cristal se han abierto y abren sus ojos, unos ojos azules profundos en los niños, solo la niña tiene unos ojos cafés con una profundidad tan grande como que si estuviera cerca de un agujero negro, siento que me absorbe en cuerpo y alma. Estoy paralizado casi no puedo ni moverme, y no sé qué tipo de seres son estos, a lo mejor active algún botón de defensa o vigilan algún tesoro escondido y no sé qué tipo de armas letales puedan tener, sea lo que sea me daré cuenta pronto. Me muevo ligeramente para atrás, hay mucho caos, las cámaras donde estaban expulsan una especie de gas que más parece algún tipo de conservante o no sé qué tecnología… Poco a poco todos han despertado y me observan, la ultima en verme es la más pequeña y frágil y muy bella, con una belleza difícil de describir: ojos cafés profundos piel blanca ojos grandes, tez suave, pelo azul metálico, labios rosados de una estatura aproximada de un metro, no sé porque se me viene el recuerdo de aquella mujer a la que ame mucho y que el día en que murió, cuando yo no pude hacer nada por su destino, quizás si hubiera estado con ella, tal vez hubiera tenido una hija parecida a esta niña, pero debo de despertar son maquinas, mis instrumentos no detectan forma de vida orgánica y no sé qué tipo de engaño es. Ellos se miran fijamente unos con otros parece que sus ojos estén transmitiendo algún código desconocido, luego están hablando un idioma difícil de reconocer, es mas ni mis aparatos no captan que tipo de lenguaje es. Si es un lenguaje debe de ser desconocido o de una época muy remota. El mayor de los niños maquinas me ve y dice: -Porque nos temes? -Eres nuestro creador? Otro me mira fijamente y exclama: -Numero1.-No es nuestro creador, no se ve muy inteligente. La niña se ríe a carcajadas y dice: -Numero.3-Es de carbono y muy poco durable, pero aun así me parece que es divertido. El que no hablaba me mira y dice: -Numero1-Los sensores y el análisis ADN dice que no es mala persona, solo un poco fanfarrón, pero de buenos sentimientos y tiene un cáncer incurable que ni él sabe que lo tiene. -Numero3 y Numero2- Dejen que el hable y luego nos presentamos -Numero1- Tiene razón dejen que hable. Asintió la niña con una dulzura inigualable. Yo por mi parte no sabía qué hacer casi no podía hablar y estaba en un planeta extraño con seres extraños y a punto de perder el control. Lo único que pude decir fue Hola! Todos se echaron a reír, el mayor de ellos que era de profundos ojos azules tés blanca de una solemnidad que cuando hablaba los demás callaban inmediatamente. Y dijo con voz clara, solemne y con un tono que te daba tranquilidad al escucharla. “Somos los Ganguān, no te aremos daño. Tu accionaste el sistema de soporte que nos tenía en hibernación, cuando nos despertaste pensábamos que el creador había regresado porque te le pareces mucho pero al analizar bien tu ADN nos dimos cuenta que no lo eras, aunque estamos un poco extraños del porque tu nos has podido activar de nuevo si solo el “creador” nos puede activar de nuevo, no no los explicamos.” Después de varias horas de conversar con los Ganguān y un poco más tranquilo pude tener una charla más larga con ellos; supe que habían sido creados en una época muy ancestral que ni ellos tenían registros, además su “creador” como ellos los llamaban los dejo en hibernación con la promesa que regresaría. Tenían nombres muy simples que se los pusieron por la posición de nacimiento. De la computadora central se me informa que hay una anomalía en el planeta y que mi salida por ahora no puede ser posible, es una tormenta iónica que cubre todo el planeta. Los sistemas y mi base en el planeta están bien pero el vuelo orbital se hace imposible. Estaba por preguntar cuando iba a pasar la tormenta, cuando Numero1 me interrumpió. -Tu salida no es posible, pero podemos ayudarte mientras pase esa complicación calculada en una semana. Una semana dije. Mi viaje por el espacio se estaba complicando pero sin otra salida opte por establecerme en mi base y los Ganguān aceptaron con gusto ser mis invitados. Poco a poco comencé a hacer amistad con las criaturas y empecé a conocerlos Numero1 era el primero en ser creado un personaje con mucha paz y con una mirada difícil de explicarla, enigmática, profunda, tierna, muchas cosas evocaba. Numero2 era más inquisitivo no hablaba mucho pero parecía tener un supersentido olfativo solo con el olor podía saber hasta el ADN de una persona, animal o cosa. Numero 3 era un niño maquina y no sé si usar ese término pero dejare ese por ahora; era más hablador y un poco regordete sus mejías rosadas me hacían recodar los querubines de las viejas leyendas de la tierra, gustaba mucho de las platicas y de los sabores, con solo una pequeña porción de sabor podía decirte su composición atómica y replicarte instantáneamente el mismo sabor con otros elementos. Numero 4 era el más serio, gustaba escuchar las platicas y se notaba que aprendía mucho de esas platicas, creo que era el más sabio de ellos, podía escuchar hasta los latidos del corazón lo cual le servía para saber si lo que decía era verdad o mentira y si ajustaba sus sensores podía escuchar movimientos a kilómetros de distancia y predecir movimientos telúricos como condiciones del clima su aspecto era más delgado pelo negro largo y de piel morena, además sus receptores oculares no fueron instalados y por lo tanto era ciego. Numero5 era la única chica de los cinco niños, no se podía apreciar alguna habilidad especial excepto su increíble ternura y la empatía que irradiaba, era la más alegre de todos, la más cordial, traviesa, preguntona, podía cautivarte en un instante y llegabas a quererla fácilmente. Es la hija que posiblemente deseaba sino hubiera tomado tantas malas decisiones en la vida. Con ella era con la que más charlaba y tenía la costumbre de acariciar la cara de todas las formas de vida, era una forma de contactarse con otros a un nivel más superior quizá más interior, la más pequeña, la más floreciente y la que más se ganaba mi corazón. Y es que no era un sentimiento mundano el que me unía a ellos era más bien “algo” que nuestro cerebro que solo analiza dualidades puede entender. La semana pasó rápidamente y en ningún momento sentí soledad gracias a estos extraños robots, fue una semana inolvidable, volví a sentirme vivo, trate de ayudarles a descubrir el paradero de su creador pero siempre llegábamos a un punto en que desaparecía toda huella de su paradero. Y ellos mismo no tenían mas elementos solo el ADN que encajaba en casi todo al mío excepto por una cadena que era diferente. Aun así esa semana la pase muy bien con su compañía, pero tenía que darme prisa cada minuto se me hacía mas el retraso del viaje, mis sentimientos se estaban dividiendo una parte mía quería irse pero otra parte se sentía muy bien con estos chicos. Un día tuve un grave problema el sistema de oxigeno de la base en el planeta quedo estropeado por el impacto de un meteorito, y quizá viera perecido sino es porque Numero4 escucho el estallido al caer en la base y fue Numero1 quien vio donde estaba el problema, de allí en adelante fueron todos ellos los que me auxiliaron en las reparaciones. Luego de aquel suceso paso una semana más, yo estaba ya desesperado por el tiempo en el planeta y porque cada vez se me era más difícil abandonar a aquellas maquinas que poco a poco se habían ganado mi corazón. Era su amistad, su compañía, sus locuras las que por primera vez le daban una razón a mi vida, cada día les quería mas, era como un padre con sus cinco hijos. Llego el momento en que termino la tormenta iónica, pero siempre inventaba alguna razón para seguir allí y ya habían pasado nueve meses en el planeta, realmente ya no me importaba regresar solo quería envejecer y morir allí. El día de la despedida estaba cerca, un día Numero1 se acerco a mí y me dijo: “Tienes que abandonar el planeta, Numero4 ya lo escucho y este planeta va a estallar en un par de días ya lo consultamos con los demás y todos están de acuerdo en que debes marcharte”. Yo les dije que como me iba a marchar si en toda mi vida rodeado de humanos nunca me había sentido primero una persona, nunca me había sentido querido y apreciado. Además yo me había encariñado con ellos, ya no me importaba el dinero, los viajes etc, solo quería permanecer allí donde había encontrado la paz. Ellos insistieron que debía por mi seguridad salir del planeta, Numero1 con su solemne mirada y voz dijo: “Tienes que dejarnos humano”, nosotros hemos aprendido en este tiempo a entender tus sentimientos, son los que te hacen vulnerable y quizá Numero5 es la que más ha tratado de entenderte, nosotros hemos aprendido de ti como tú de nosotros. Nos has enseñado sobre la convivencia y sobre los sentimientos que nos son bastante difícil de cuantificar y analizar, aunque tengamos nuestros circuitos de emociones sintéticas”. Yo lo interrumpí y le dije: pero porque no se van conmigo y juntos cruzamos el espacio infinito y buscamos a su creador. Numero5 dijo con una expresión de tristeza a pesar de que eran maquinas sus expresiones podían entenderse muy bien. Ella dijo: “Ya no tenemos que buscar al Creador porque tu nos has ayudado a encontrarlo” Numero2 dijo: “Numero5 tiene razón, no era un fallo en la lectura de tu ADN, tu eres nuestro creador. Yo les dije ya con lagrimas en los ojos, amigos míos, mis queridos amigos no logro entender nada, explíquenme. Porque una persona sin creencias, que no pienso en nadie que mi mismo, un egoísta total, como yo puedo ser el creador de ustedes que son una maravilla de una tecnología quizá nunca vista en la galaxia. Y numero 1 explico: Cuando nos dotaron de los circuitos de las emociones sintéticas y de otras más funciones para vernos cada vez más parecidos a ti y a los humanos era algo tan trivial como un interruptor donde si esta encendido creo sentir algo y si está apagado no siento nada. Al principio creíamos que esa era la verdad por eso cuando te vimos creímos que la respuesta era tan sencilla como esa, con el tiempo vimos que tan equivocados estábamos, lo que realmente hace que los nexos florezcan son los tiempos que llevas y convives con las personas. Cuando te vimos solo eras una entidad compuesta por carbono y otros elementos, pero luego fue diferente tenías un nombre y nosotros teníamos un nombre y lo compartimos, ya no eras una unidad de carbono sino Allin Baltder y nosotros ya no éramos mas unos robots cualquiera, teníamos nombre que nos hizo diferente a los robots que tienes en la nave; y luego ya no fuiste Allin Baltder sino nuestro amigo y nosotros ya no fuimos Numero 1, 2, 3, 4 y 5. Sino tus amigos. Es la capacidad que tu tienes para dejar las dualidades, arriba abajo, frio caliente, alto bajo, fuerte débil, etc. La que te hizo superior, tu puedes trascender lo dual para convertirlo en unidad. Esa capacidad para mezclar lo dual y transformarlo en la unidad lo que te hace diferente, en tu mundo lo llaman espiritualidad esa capacidad que tienes para ver el todo como una sola cosa. Amigo tu quizá no seas el propio creador pero parte de él está en Ti y en todas las cosas que nos rodea, nuestra búsqueda ha terminado ya que tu nos enseñaste a encontrar la respuesta quizá fuera de nuestra circuitería, pero para eso tendremos que dar un salto a una forma superior de lo que tu llamas conciencia. Eso que tienes es parte del creador y está en ti y está en todos nosotros solo que no estamos conscientes de que lo tenemos. Fue en eso cuando Número 2 interrumpió. -Numero 1 debe de irse, a este planeta no le queda mucho tiempo. Y viéndome fijamente dijo: desde hace varios días tenemos lecturas que en esta estrella se está dando un cambio, se está formando un colapso gravitacional y ya que es una estrella masiva y llego al final de su vida se convertirá en un agujero negro y dado que este planeta está muy cerca será absorbido por ella. Yo no podía creer lo que estaba escuchando y la verdad que los robots de la nave llevaban días diciéndome de extraños sucesos en la estrella y en el planeta y yo solo los había obviado quizá para no despertarme de mi sueño y la felicidad que había encontrado en este lejano planeta. Solo tienes un par de días dijo Nùmero5 con la vos quebrada. Yo les dije, no puedo irme, mi nave no puede salir de aquí, hay una tormenta iónica que me impedía nuevamente salir. Numero tres interrumpió y dijo; hemos calculado entre todos y hay un momento exacto en que puedes abandonar este planeta y salir de la poderosa atracción que se avecina. Tienes que empacar rápido. Yo insiste, no puedo dejarlos así, vengan conmigo y busquemos nuevos horizontes, además que haría yo sin ustedes, son la única razón para estar con vida. Numero 5 dijo Allin, queremos que tu continúes; que vivas y que a tu descendencia les cuentes del “Planeta de las maquinas vivientes”. Nosotros queremos reunirnos con el todo nuevamente y dar ese salto de evolución. Ellos estaban determinados en su causa y no me quedo más que comenzar hacer los preparativos de salida. Se llego el día y la hora y cuando, estaba frente a estas maravillas despidiéndome, algo paso un crujido en la corteza del planeta algo que ni la mejor computadora podía calcular, la cercanía gravitatoria había desequilibrado el planeta estaba colapsando e iba a estallar. Esta vez mi suerte estaba echada tenía pocos minutos para escapar y aunque todo estaba ya listo para salir no existía posibilidad de escapar con vida del planeta. Ya estaba resignado a mi suerte, además pensándolo mejor en estos días verdaderamente había vivido más que en toda mi vida, estas maquinas me habían enseñado a sentirme un humano más que toda la gente que he conocido en mi vida. Me senté y estaba empezando a recordar cuando Numero 5 me dijo: Debes irte rápidamente no hay más tiempo que esperar. Yo le dije que ya no había forma de salir; Numero 1 interrumpió y dijo: los cinco hemos dado lo mejor de nosotros para calcularte un escape y hay una oportunidad. Al momento de colapsar el planeta la gravedad se verá afectada y será más leve, lo que hará que a la menor aceleración el impulso sea aumentado y con una explosión suficientemente fuerte hará que tu nave salga del planeta a máxima velocidad, ya hemos colocado tu carga y modificamos tu nave para que además de llevarla puedas hacer en viaje en una de caja de cristal similar a donde nos encontraste, con esta tecnología podrás hacer tu viaje sin ninguna dificultad, además hemos adaptado parte del programa de soporte de vida a las modificaciones de tu nave, podrás llevar tu carga y a ti fuera del sistema antes de la implosión que generara el agujero negro. Yo les dije aun sabiendo la respuesta, esperando un milagro. Y porque no escapamos todos en la nave? Número 5 hablo y dijo. -Para hacer la explosión que te dijimos necesitas una gran reacción, nuestros cuerpos que poseen baterías atómicas pueden generar esa explosión para que tú escapes. Nosotros logramos nuestro fin que era proteger al creador de cualquier peligro, entonces nuestro programa estará completo. Ya no pude decir más, aquellas maquinas estaban decididas y aunque tratara de detenerlos iban si era necesario usar su fuerza y destrezas para que yo escapara en la nave. No me quedo más remedio que aceptarlo. Todo fue muy rápido, llegue hacia donde ellos estaban, era la última vez que los vería, les agarre uno por uno sus manos y puse mi frente con la de ellos como la despedida de alguien a quien amaste y tienes que olvidar, aunque sabía que nunca los iba a olvidar, cuando llegue a Numero 5 las lagrimas corrían por mis ojos. Numero 5 tomo mi rostro y dijo: Creador no te sientas triste, somos muy felices al poder salvarte, nuestra misión y objetivo a llegado a su término y nunca te olvidaremos, aunque no tengamos lo que tu llamas espíritu con los días que convivimos obtuvimos uno, hoy sabemos que por algo que llames magia, energía, bueno en realidad no sé cómo definirlo pero lo puedo sentir y es que al estar contigo hemos sentido que algo muy bello ha nacido entre nosotros algo que quizá ni tú sabes que tienes el poder de crearlo, nos has llenado a todos con ese espíritu que es más grande que todo lo que habíamos conocido, hoy sabemos que es amar y sentir. Y te amamos todos nunca nos olvides mi querido Allin, nuca nos olvides. Y vi correr una lagrima en su mejía, no sé qué estaba pasando quizá está enloqueciendo o realmente estaba ante un milagro. Luego de eso me movió la cabeza para que fuera a la nave. Yo subí a ella, ya todo el planeta era un caos, explosiones por todos lados, temblores y terremotos, el cielo pintaba rojo sangre, yo encendí los motores me prepare a acelerar a máxima velocidad como ellos habían dicho. Los observaba en el monitor y vi como se inclinaron agarraron sus manos y luego se vio una gran luz, lo último que vi fue esa gran luz y los bellos ojos de número cinco viéndome con gran ternura. Luego ya estaba en el espacio exterior, ya fuera del planeta podía ver como las estrella supermasiva estaba colapsando, el planeta estallo, luego la estrella, pero yo ya estaba fuera del alcance, lo último que vi de ese sistema fue como su centro se convertía en un poderoso agujero oscuro, yo hice los últimos cálculos para pasar al hiperespacio ya que no debía de perder tiempo, cualquier error me costaría la vida y hubiera sido en vano la muerte de mis amigos. Por fin hice el salto y cerré la cámara de sostenimiento vital. Han pasado varios años desde ese incidente, al final fui salvado por los que buscaban salvación, y fui salvado de muchas formas, no solo en lo físico sino en mi espíritu. Cuando regrese a la Tierra con lo que traje de minerales pude hacerme de una fortuna que si bien no era para vivir como rey pero si me daba solvencia para vivir cómodamente, me case y tuve varios hijos. Pero a pesar de toda la felicidad que puedo disfrutar, todavía recuerdo mis amigos que me enseñaron a valorar la vida, la amistad y la alegría de vivir. Hoy que estoy envejeciendo pienso con más detalle y creo que eran maquinas prototipos de nuestra civilización y que el creador trabajo en cada uno como un “sentido humano” que le proveía de ciertas habilidades únicas, quizá este creador al ver que era mejor acoplar todas estas habilidades o sentidos como les llamamos en un solo ser único, pero se encariño mucho con sus primeras obras que no quiso destruirlos y quizá por eso estaban apagadas y guardadas cerca de las primeras estrellas generadas del universo. Además El sabía que todo estaba conectado y que llegaría nuevamente El en una evolución de su propia obra, Hijo convertido en Padre y Padre convertido en Hijo, y que ellos iban a entender que al final no terminarían sino que se fusionarían nuevamente con El o mejor dicho con el Todo. Pero esto solo es una teoría y nunca sabré si es cierta, lo que si se que esta experiencia cambio mi vida, he contado la historia a mis hijos y estos deberán contárselas a sus hijos así indefinidamente para conmemorar el sacrificio de ellos y espero que al final de mi vida me fusione también con el todo y vuelva a ver a mis queridos niños, mis amigos sea donde sea que se encuentren, nunca los olvidare el Planeta de Las Maquinas Vivientes…

Please reload

BANER HORIZONTAL.jpg
Please reload