IMÁGENES:  Todas las imágenes que ilustran los artículos y relatos de esta web y sus publicaciones son propiedad del autor de las mismas, así como las marcas comerciales y logotipos son propiedad de las empresas o personas a  nombre de las cuales están legalmente registradas y son reproducidas aquí solamente con el fin de ilustrar una reseña, crítica o análisis de las obras a las que hacen referencia. El Club de la Fábula no tiene relación alguna con el productor, productora o el director de la película, editor o autor del libro y de la portada del mismo. El copyright del poster, carátula,portada, fotogramas, fotografías e imágenes de cada DVD, VOD, Blu-ray, tráiler, libro, cómic  y banda sonora original (BSO) pertenecen a las correspondientes editoriales, autores, productoras y/o distribuidoras.

  • Facebook
BANER HORIZONTAL.jpg

El Mito y la Leyenda en la Literatura Fantástica

30/09/2018

'A menudo se suele confundir el término “Mito” y “leyenda”, convirtiéndolos muchas veces en hermanos.'

 

 

Toda historia fantástica, por muy centrada que se encuentre en la trama principal de sus protagonistas, sus romances y tragedias, siempre contiene un anhelo, un ascua fácil de avivar por parte del autor a la hora de añadir subtramas y trasfondo al mundo para ofrecer una mayor sensación de vastedad y solidez. Empresa complicada ya que de excederse o no ser lo bastante habilidoso, puede conseguir el efecto contrario al que se desea, que es, convertir la historia en un “cajón de sastre fantástico”.

 

Pd: A menudo se suele confundir el término “Mito” y “leyenda”, convirtiéndolos muchas veces en hermanos. Cuando hablo de mito me refiero a la religión de una sociedad, -la que sea- con la cual ofrecer un sentido y significado al mundo y a la vida. Las leyendas serían el enramado que cubre al mito; historias protagonizadas por héroes y criaturas mágicas, conservadas y cantadas en cada generación.

 

 A la hora de gestar un mundo fantástico existen tres opciones por las que decantarse:

 

1º- Crear nuevos mitos y seres de la nada con sus nombres y sonoridad personales, seguidos de sus dioses, monstruos, canciones y demás.

 

2º- Adoptar mitos e historias de nuestro propio mundo, cosiendo aquí y allá diferentes ramajes del folclore humano conocido.

 

3º- Mezclar las dos anteriores tomando y modificando aquello que el creador crea pertinente, con el fin de generar un escenario cercano aunque original para su historia.

 

Opinión personal:

Optaría por la tercera opción -aunque cualquiera me parece perfectamente válida-. Apropiarse de ciertos mitos del “Mundo Primario” no le resta originalidad si se le consigue imbuir un toque personal y coherente con el todo de las historia, dando lugar así, no solo un mundo rico en referencias reconocibles -pero perfiladas de diferente manera- sino una mayor conexión con el lector, ofreciéndole un marco que le es vagamente familiar.

 

El mundo y las historias que éste puede contener, es un escenario para los personajes, y aunque el entorno vaya intrínsecamente ligado a los seres que lo pueblan, no tiene por qué restarle relevancia si se dibuja con mesura alrededor del argumento principal.

 

Please reload

BANER HORIZONTAL.jpg
Please reload