• Facebook

IMÁGENES:  Todas las imágenes que ilustran los artículos y relatos de esta web y sus publicaciones son propiedad del autor de las mismas, así como las marcas comerciales y logotipos son propiedad de las empresas o personas a  nombre de las cuales están legalmente registradas y son reproducidas aquí solamente con el fin de ilustrar una reseña, crítica o análisis de las obras a las que hacen referencia. El Club de la Fábula no tiene relación alguna con el productor, productora o el director de la película, editor o autor del libro y de la portada del mismo. El copyright del poster, carátula,portada, fotogramas, fotografías e imágenes de cada DVD, VOD, Blu-ray, tráiler, libro, cómic  y banda sonora original (BSO) pertenecen a las correspondientes editoriales, autores, productoras y/o distribuidoras.

BANER HORIZONTAL.jpg

La noche de los muertos vivientes: la redefinición del terror

28/10/2018

"El filme constituye un llamamiento dramático para la comunicación y la cooperación frente a la paranoia y la violencia"

 

 

 

La noche de los muertos vivientes (1968) es considerada una de las películas de terror más importantes en la historia del cine estadounidense y es ampliamente reconocida como la primera película de terror moderna. El debut cinematográfico de George Romero puede leerse como una crítica subversiva a la sociedad estadounidense de la década de 1960, caracterizada por las pugnas raciales, la guerra de Vietnam, una sociedad patriarcal en descomposición, la merma del patriotismo y la desconfianza en las instituciones.

 

Filmada en blanco y negro durante siete meses con un presupuesto reducido, la película destaca por su inquietante estética granulada, realismo cruento y el uso de ambientación natural. El largometraje posee una estructura clásica aristotélica, con un comienzo —la escena del cementerio—, un medio —la defensa de la granja— y un final —el trágico tiroteo al protagonista—. Romero, sin embargo, da a esta estructura narrativa un giro, socavando el aparente "retorno al orden" al final de la película.

 

La noche de los muertos vivientes se inspira en películas como Psicosis (1960), Los que no perdonan (1960) y El último hombre sobre la Tierra (1964), trabajos que reflejan la destrucción del optimismo patriarcal. Después del asesinato de John F. Kennedy en 1963, y las protestas en muchas ciudades de Estados Unidos, la cultura popular fantaseaba sobre las consecuencias de un ataque que aniquilara a la primera potencia mundial. Así, las películas norteamericanas tomaron un cariz apocalíptico y La noche de los muertos vivientes es precisamente, una película apocalíptica.

 

El filme constituye un llamamiento dramático para la comunicación y la cooperación frente a la paranoia y la violencia que habitualmente se ve en los medios de comunicación. A medida que la película progresa, los zombis se convierten en una masa indiferenciada, indistinguible de los humanos no infectados. Sin bien hay muchos elementos fuertemente humorísticos, el trabajo de Romero sigue siendo profundamente sombrío en términos de su importancia social.

Al seleccionar a un afroamericano como el protagonista —“Ben”, interpretado por Duane Jones, un actor desconocido—, Romero, como cineasta independiente, rechazaba implícitamente los valores de Hollywood. La noche de los muertos vivientes rompió algunas de las reglas en los filmes de terror, pues no hay cura para los infectados, el apocalipsis zombie no se puede detener y Duane Jones es asesinado; una muerte sin sentido ni heroísmo —es disparado por una multitud de blancos, armados con rifles de asalto—.  

 

Si bien no fue la primera película de zombis que se haya hecho, definió al género en los años venideros. Desde películas —La niebla, La serpiente y el arco iris, 28 días después—, videos musicales —The Misfits, "Scream”; Michael Jackson, "Thriller"—, videojuegos —Resident Evil, Call of Duty, The Last of Us—, y cómics      —The Walking Dead, Marvel Zombies, Revival—.

La influencia del filme de George Romero es tan omnipresente que se hace difícil evaluar con precisión su impacto en la cultura popular. La película se estrenó en los cines el 1 de octubre de 1968, tan solo seis meses después del asesinato de Martin Luther King. Romero dice que no se propuso hablar explícitamente sobre la raza, pero su filme de bajo presupuesto capturó perfectamente la ansiedad de Estados Unidos y cambió las películas de terror para siempre.

Please reload

BANER HORIZONTAL.jpg
Please reload