IMÁGENES:  Todas las imágenes que ilustran los artículos y relatos de esta web y sus publicaciones son propiedad del autor de las mismas, así como las marcas comerciales y logotipos son propiedad de las empresas o personas a  nombre de las cuales están legalmente registradas y son reproducidas aquí solamente con el fin de ilustrar una reseña, crítica o análisis de las obras a las que hacen referencia. El Club de la Fábula no tiene relación alguna con el productor, productora o el director de la película, editor o autor del libro y de la portada del mismo. El copyright del poster, carátula,portada, fotogramas, fotografías e imágenes de cada DVD, VOD, Blu-ray, tráiler, libro, cómic  y banda sonora original (BSO) pertenecen a las correspondientes editoriales, autores, productoras y/o distribuidoras.

  • Facebook
BANER HORIZONTAL.jpg

La vinculación

 

 

 

Las estrellas se reflejaban como acuarelas en las tibias aguas de un arroyo sin nombre, y una brisa que anunciaba el verano desordenaba los plateados cabellos de un joven que meditaba sentado sobre las aguas. El bosque, como cada noche, susurraba secretos solamente para aquellos que sabían escuchar. Las hojas danzaban un baile tan antiguo como la lluvia, y el césped, prácticamente inmóvil, esperaba tímido la llegada del rocío.

 

La respiración del muchacho intentaba, desesperada, acompasarse a los latidos de una naturaleza tan espesa y primitiva que parecía ahogarle por momentos. El viento comenzó entonces a agitarse, las aguas del arroyo aumentaron su velocidad y las aves nocturnas alzaron el vuelo en todas direcciones.

 

El joven consiguió relajarse, y con ello, la arboleda recuperó la tranquilidad propia de una tardía primavera. Un sol ansioso parecía querer asomarse entre las montañas, al este, y en ese preciso instante el chico se fundió con las aguas del arroyo.

Please reload

BANER HORIZONTAL.jpg
Please reload