IMÁGENES:  Todas las imágenes que ilustran los artículos y relatos de esta web y sus publicaciones son propiedad del autor de las mismas, así como las marcas comerciales y logotipos son propiedad de las empresas o personas a  nombre de las cuales están legalmente registradas y son reproducidas aquí solamente con el fin de ilustrar una reseña, crítica o análisis de las obras a las que hacen referencia. El Club de la Fábula no tiene relación alguna con el productor, productora o el director de la película, editor o autor del libro y de la portada del mismo. El copyright del poster, carátula,portada, fotogramas, fotografías e imágenes de cada DVD, VOD, Blu-ray, tráiler, libro, cómic  y banda sonora original (BSO) pertenecen a las correspondientes editoriales, autores, productoras y/o distribuidoras.

  • Facebook
BANER HORIZONTAL.jpg

Terminator Dark Fate / Destino oscuro, la vimos y os contamos la experiencia. (Sin prácticamente spoilers)

Ante todo decir que, como reza el encabezamiento del artículo,  vamos a contar únicamente  nuestra experiencia personal tras el visionado del film.  No se trata de una crítica sesuda ni con afán analítico. Su disección la dejamos para los cinéfilos y críticos  de cine que ya se encargarán de evaluar las bondades y debilidades de la nueva entrega de la franquicia de James Cameron dirigida en esta ocasión por Tim Miller, tras su notorio  debut en la gran pantalla con Deadpool (2016)

 

 

Ficha técnica

Título

Terminator: Destino oscuro (España)
Terminator: Destino oculto (Hispanoamérica)

 

Dirección

Tim Miller

 

Producción

James Cameron

David Ellison

Dana Goldberg


Guion

Billy Ray

David S. Goyer

Justin Rhodes

Josh Friedman

 

Historia

James Cameron
Tim Miller
David Ellison

 

Música

Junkie XL

 

Protagonistas

Arnold Schwarzenegger
Linda Hamilton
Diego Boneta
Natalia Reyes
Gabriel Luna
Mackenzie Davis

 

 

 

 

 

 

 

Lo primero que destacamos es que esta nueva cinta se aparta de los últimos Terminator, en prácticamente todos los aspectos; historia,  factura visual  y ritmo narrativo.La intención de diferenciarse de las anteriores Terminator Salvation (2009) y Terminator Génesis (2014) es evidente, y se pone de manifiesto nada más arrancar la historia, cuyo origen se deslocaliza de  las calles o autopistas estadounidenses para iniciarse en México DF. Este hecho no es casual, pues siguiendo la estela de otros universos cinematográficos (aquí pensamos en Marvel) se ha optado por incorporar la inclusión social y lo políticamente correcto en la trama. Inmigración, minorías étnicas , feminismo y empoderamiento marcan la pauta del desarrollo del guión, que junto con una acción trepidante confieren el carácter a este último capítulo de  Terminator  que sirve otra ración de las emocionantes peripecias de los voluntariosos humanos frente a las frías y calculadoras máquinas.

 

Dicho esto se puede decir sin pudor que Terminator Dark Fate intenta copiar el leiv motiv de la película de 1984 ,  pretendiendo parecerse a la original, en cuanto a trama subyacente, ritmos narrativos e incluso estéticos,  cosa que se acentúa con la intervención de los principales protagonistas de la misma, Sarah Connor y el T800 encarnados por unos envejecidos Linda Hamilton  y Arnold Schwarzenegger, pero que cada uno a su manera le dan una fuerza y carisma  a esta película que de otra forma no tendría sin su participación. Una Linda Hamilton por cierto soberbia en cuanto a interpretación y con un personaje con mucha más profundidad y fortaleza que en sus anteriores intervenciones en las primeras películas de la saga que ya es decir mucho. Para mí lo mejor de la cinta. Arnold por su parte se encarga, además de repartir leña a izquierda y derecha, a aportar la breve cara cómica de Dark Fate, además de la paradójicamente  más familiar y humana, con algunas de las mejores frases del metraje en su haber.

 

Las nuevas incorporaciones femeninas, la canadiense Mackenzie Davis que da vida a una humana mejorada proveniente del futuro y la colombiana Natalia Reyes que encarna a Daniella Ramos "Dani", una humilde trabajadora mexicana, en el punto de mira del nuevo Terminator,  tienen también su particular proyección con  momentos únicos, aunque lejos de la portentosa intervención de Hamilton.

 

El malo es interpretado por el actor estadounidense Gabriel Luna  que pone rostro a un nuevo modelo de cyborg, cuyas funcionalidades superan las de todos sus antecesores, aunando las ventajas de los modelos más ‘antiguos’ y los más nuevos, en una suerte de capacidad de desdoblamiento inesperada que pondrá en serios aprietos a los protagonistas.

 

Lo que menos nos gustó a los que asistimos a la proyección es la gran inconsistencia de la trama, que como ya se sabe en las historias con viajes en el tiempo (nos acordamos de nuevo de Marvel y  Avengers) cualquier cambio drástico en la continuidad de los acontecimientos se puede solventar apelando a líneas  temporales alternativas que igual cambian el pasado, el presente así como el futuro. Hasta aquí todo correcto y aceptable. Lo que no se justifica es que toda la alteración de la historia original se despache con un par de rápidas escenas y otro par de frases, tal vez como excusa para la inclusión de los protagonistas de la película del 84, que compensan quizás el precio a pagar por tan inexplicable deriva argumental.

 

Por lo demás, salvando las primeras escenas  de la película, en las que cuesta imbuirse en  ella  y  hasta que ya ves por dónde van a ir  los tiros (metafóricamente y literalmente), al final resulta una entretenida historia, muy digna de la saga y de la que se puede disfrutar de su visionado  más de una vez.

Please reload

BANER HORIZONTAL.jpg
Please reload