IMÁGENES:  Todas las imágenes que ilustran los artículos y relatos de esta web y sus publicaciones son propiedad del autor de las mismas, así como las marcas comerciales y logotipos son propiedad de las empresas o personas a  nombre de las cuales están legalmente registradas y son reproducidas aquí solamente con el fin de ilustrar una reseña, crítica o análisis de las obras a las que hacen referencia. El Club de la Fábula no tiene relación alguna con el productor, productora o el director de la película, editor o autor del libro y de la portada del mismo. El copyright del poster, carátula,portada, fotogramas, fotografías e imágenes de cada DVD, VOD, Blu-ray, tráiler, libro, cómic  y banda sonora original (BSO) pertenecen a las correspondientes editoriales, autores, productoras y/o distribuidoras.

  • Facebook
BANER HORIZONTAL.jpg

A clases con el Profesor Darth Vader. Star Wars como estrategia pedagógica

10/11/2019

 

 

Un día cualquiera en la escuela nocturna para Stormtroopers, dentro de la estrella de la muerte (antes de la desubicada intervención de Luke Skywalker volando todo por los aires), podemos encontrar a un grupo numeroso de alumnos, todos enfundados en blancos uniformes, a la espera de la llegada del nuevo profesor quien, según las malas lenguas, goza de mal carácter; luego de unos minutos de espera, todos perciben su llegada gracias al sonido de los pasos firmes del docente caminado por el pasillo; hasta que por fin llega y vemos, una figura esbelta totalmente de negro, enfundada en una larga capa, digna de un lord, con unas extrañas luces en el pecho y un casco con una especie de parrilla a la altura de la boca. Habla con vos robótica y emite un extraño sonido que hace pensar se trata de un pulmotor ambulante. Luego de explicar brevemente los contenidos de la materia, pregunta a los allí presentes si tienen alguna duda, al mismo tiempo que desenvaina un brillante sable de luz. Impresionante verdad?.

Todo este relato, producto de cierta alocada imaginación, sirve para introducir un  tema que, a mi entender, no ha sido explorado y explotado convenientemente, que es la inclusión (y uso) de la ciencia ficción dentro de los contenidos y el dictado de las distintas materias en los programas escolares.

Porque deberíamos incluir ciencia ficción (y porque no también superhéroes, cine de acción, anime y comics) como contenido pedagógico en el dictado de materias?. Algunas de las razones que podríamos esgrimir por ejemplo, a los niños y adolescentes les encantan las películas de ciencia ficción y superhéroes, en la ciencia ficción podemos encontrar referencias, además de las científicas,  filosóficas, religiosas e históricas entre otras. Además, esta la espectacularidad (escenas llenas de color y bandas sonoras) y la imaginación aplicada al material fílmico.

 

Si bien, debo reconocer con mucho agrado, que una de las áreas que mayor crecimiento tuvo en estos últimos años fue la de divulgación científica, mas no así lamentablemente, la de aplicación y utilización de la ciencia ficción en el aula. Hay mucho material disponible del estilo “La ciencia de…”,  autores como Sergio Palacios, James Kakalios o Juan scaliter han hecho muy buenos aportes que están a la espera de ser aprovechados.

A modo de ejemplo, vamos a desarrollar algunas propuestas de posibles aplicación en distintas aéreas.

 

Física

La acción inicia con Qui-Gon Jinn y su alumno preferido (el único) Obi Wan Kenobi, dos recios jedis, avanzando a paso firme por un gran hangar junto a un grupete improvisado de rebeldes, con la idea de liberar a unos políticos secuestrados por el infame Gunray, líder la federación de comercio; de repente, se abren unos portones corredizos y aparece Darth Maul, el mas cool de todos los villanos de la saga, el susto que se pega uno de los guardaespaldas de Padme es mundial; bueno, cualquiera se asustaría ante semejante aparición, imagínense, un tipo con la cara de color rojo y negro, cuernitos en la cabeza, ojos rojos y convenientemente vestido de negro, cualquiera se asustaría, menos un jedi. Una vez fuera de escena todos aquellos molestos que pudieran interrumpir los asuntos entre los jedis y el villano de turno, los protagonistas proceden a desenvainar sus sables de luz (el sable doble de Darth Maul se lleva todos los aplausos), dando inicio a una batalla épica, llena de patadas, saltos acrobáticos y encontronazos lumínicos de todo tipo, con una banda sonora a todo trapo.

La escena descripta anteriormente lo tiene todo, tiene épica, la lucha entre el bien y el mal, emoción, tensión, acción, pero por sobre todo, mucha física, que podemos aprovechar en nuestras clases, en este caso, la que involucra a los sables de luz. Por ejemplo, después de ver el ya citado fragmento de película, el docente puede introducir conceptos relacionados con la física de la luz, su naturaleza dual, distintas fuentes de emisión (naturales y artificiales), velocidad y composición espectral. Una vez hecho esto, volver a observar el fragmento de película y dejar las deducciones a cargo del alumnado respecto de si en nuestro universo puede ser posible la existencia de un arma tan espectacular.

 

Economía

Si hay algo que caracteriza a toda la saga de Star Wars, es la existencia de mundos de  todos los colores y características, como por ejemplo Tatooine, inhóspito, desértico y con dos soles, o Naboo lleno de lagos, llanuras y verdes colina, Mustafar, una pintura del infierno mismo, Kamino, el planeta acuático de los clonadores, todos ellos muy interesantes, pero, en este caso nos vamos a centrar en Coruscant; que puede tener de interesante este planeta?, veamos.

Para comenzar, Coruscant está situado en el corazón de la galaxia y es el planeta capital de la republica,  con un periodo orbital de 368 días (muy parecido a nuestra tierra), un billón (un uno seguido de doce ceros) de habitantes y toda su superficie urbanizada; que quiere decir esto último? que todo su territorio está cubierto por construcciones, ciudades, infraestructuras y demás. Imaginemos por un momento lo que significaría vivir en un mundo así, lo primero que se me ocurre pensar, es que debe ser un mundo muy ruidoso, todo el tiempo yendo y viniendo naves y vehículos.

Unos de los tantos aspectos que podríamos tomar de Curuscant es esto de ser un planeta completo transformado en ciudad. Imaginemos por ejemplo, como estaría organizado el transporte de mercaderías y alimentos? Ya que, al estar totalmente cubierto por ciudades, no parece haber superficies cultivables, entonces, todo lo deben traer desde afuera, un detalle, en este universo no tienen replicadores o teletransportadores como en Star Trek, por lo tanto, estas idas y vueltas, de un planeta a otro, debería estar regulado por un sistema económico muy complejo. Cuál sería el valor que tienen los créditos? Como comercian sus productos con otros mundos? Podríamos aplicar las ideas de David Ricardo por ejemplo? Funcionaria esto de las ventajas comparativas? Adam Smith y su riqueza de las naciones podría funcionar? Como seria la teoría del derrame y la mano invisible en el comercio entre mundos?. Estas son algunas de las ideas que se me ocurren valederas para enseñar las distintas teorías económicas e imaginar cómo podrían aplicarse en un universo como el de Star Wars y recordar también, como se están aplicando en el nuestro.

 

Historia

Además de agitar ideas y teorías económicas, Coruscant nos puede dar lecciones de historia también, como sería esto?. Habíamos dicho que Coruscant es un planeta totalmente transformado  en ciudad, con un billón de habitantes y mucho transporte yendo y viniendo de un mundo a otro transportando todo lo que haga falta, si? Pregunto, que pasaría si la población de nuestro planeta creciera en unos años hasta llegar a un billón de habitantes?; claro, Coruscant se puede dar ese lujo ya que tiene planetas vecinos que pueden proveerle de materias primas y un conveniente sistema de transportes interestelares para ir de aquí para allá sin mayores problemas. Nosotros en cambio, a esta altura del partido, todavía no hemos podido mandar un tipo de viaje a Marte.

En este punto es donde puede intervenir la historia (nuestra historia) para darnos algunas pistas. Existe una teoría (muy discutida pero interesante) por ejemplo de cómo los habitantes de la Isla de Pascuas desaparecieron.

 

Inicialmente esta isla ubicada en el Océano Pacifico, entre Oceanía y las costas de Chile y Perú, estuvo habitada por unos polinesios que llegaron allí en unas precarias embarcaciones muchos siglos atrás. Allí se encontraron con una superficie de unos pocos kilómetros, escasa fauna y  vegetación, pocas palmeras y en medio de la nada, pero, era lo que había. Una vez instalados, formaron algunas tribus que sobrevivían gracias a la pesca, algunos cultivos y la crianza de aves de corral. Todo fue yendo bien para esta gente, hasta que todo empezó a ir muy mal. Después de un tiempo, la población empezó a crecer y a crecer (como cualquier otra población del mundo), hasta que empezaron a tener problemas con el autoabastecimiento de alimentos, recordemos, estaban en medio de la nada, no tenían embarcaciones de gran porte como para largos viajes y si llegaba algún visitante por allí (como sucedió en algún momento de la historia) era de pura casualidad. Todo esto fue tensando las relaciones entre las distintas tribus y dando lugar a conflictos (guerras) que fueron diezmando la población. Si a todo esto sumamos, que en esas escasas ocasiones en las que se aparecía algún barco perdido por la zona, se fueron contagiando de distintas pestes que aceleraron aun mas su caída. Tomado lo dicho y alejado el foco, podrías equiparar la isla de Pascua con nuestro propio planeta por ejemplo y aunque no lo crean, las similitudes son impresionantes. Para empezar, la población de nuestro planeta  sigue en aumento, actualmente rodamos los 7500 millones, recién estamos tomando conciencia de que los recursos que nos provee la tierra son limitados y prácticamente no estamos haciendo nada por mejorar su explotación y administración. Si a esto le sumamos que, a diferencia de Coruscant, la Tierra está dentro de un barrio planetario más pobre que la vecindad del Chavo del 8, con esto queremos decir, que realmente estamos en el horno.

 

Estos son algunos de los tantos ejemplos que podemos tener en cuenta, respecto del potencial didáctico pedagógico que posee la ciencia ficción y en particular, la saga de Star Wars y que está a la espera de que los docentes nos animemos. Hasta la próxima y que la fuerza los acompañe.

 

 

Please reload

BANER HORIZONTAL.jpg
Please reload