sicifinews logo.jpg
logo camarote.jpg
BANER HORIZONTAL.jpg

Relato corto 'La Villa'


Assvert está jugando en el patio, detrás de la casa. Esster, su hermano mayor, y su padre están trabajando en la huerta familia. Desde donde está los puede ver, abriendo surcos en la tierra en la que sembrarán cereales. Él está jugando a armar hombres de barro, quién sabe en qué momento se aburrirá de eso y se pondrá a perseguir gallinas. La villa es un lugar tranquilo y mucho más para un niño, con sus colinas verdes y sus dos bosquecillos tupidos, adornados con flores y aves de colores. Su madre había matado una gallina esa mañana y ya debe estar pelando y troceando las hortalizas para el almuerzo. Su hermana Lussya la está ayudando, como de costumbre. Assvert es el menor, apenas ha vivido tres inviernos y aún no ayuda en las labores diarias. Los tres hermanos son blancos como la leche, llenos de pecas, con ojos del azul del cielo de media mañana y con cabellos del color de las zanahorias; iguales que su madre. Esster ha vivido catorce inviernos y es alto y flaco como una espiga, con la nariz prominente de su padre, el único rastro de su herencia. Lussya es una chiquilla de nueve ciclos, muy delgada; sus brazos apenas y sobrepasan a los de Assvert. Assvert aún es muy pequeño pero, a pesar de que a sus tres ciclos todavía no habla, ya se le ve el temperamento salvaje de su padre, a diferencia de sus dos hermanos, tranquilos como La villa misma. Desde el patio, mientras una gallina se le sale de las manos, ve por un momento a su padre. Es una clase de dios para él. Es alto y fuerte, como es todo padre para su pequeño, pero el suyo realmente lo es. Tiene una mata de cabello negro y una barba muy pobl