IMÁGENES:  Todas las imágenes que ilustran los artículos y relatos de esta web y sus publicaciones son propiedad del autor de las mismas, así como las marcas comerciales y logotipos son propiedad de las empresas o personas a  nombre de las cuales están legalmente registradas y son reproducidas aquí solamente con el fin de ilustrar una reseña, crítica o análisis de las obras a las que hacen referencia. El Club de la Fábula no tiene relación alguna con el productor, productora o el director de la película, editor o autor del libro y de la portada del mismo. El copyright del poster, carátula,portada, fotogramas, fotografías e imágenes de cada DVD, VOD, Blu-ray, tráiler, libro, cómic  y banda sonora original (BSO) pertenecen a las correspondientes editoriales, autores, productoras y/o distribuidoras.

  • Facebook
BANER HORIZONTAL.jpg

¿Qué harías si fueses invisible?

29/05/2017

 

Una de las más  inquietantes novelas de H. G. Wells
 

El hombre invisible (The Invisible Man)  fue una inquietante novela de ciencia ficción escrita por H. G. Wells, que relata la historia de Griffin, un científico que piensa que la invisibilidad de una persona se podría conseguir si se cambiase el índice refractivo de la misma para coincidir exactamente con el del aire circundante . Así si su cuerpo no absorbe ni refleja la luz, entonces se volverá invisible. Griffin logra llevar a cabo este experimento consigo mismo, pero luego es incapaz de volver a ser visible, cayendo en la locura.La novela fue publicada en entregas en la revista Pearson's Magazine en 1897 y como un solo volumen también el mismo año.

 

Adaptada posteriormente al cine y la televisión en numerosas ocasiones, la tragedia y simbolismo de la invisibilidad, como analogía a la aniquilación más profunda de la imagen social, sigue vigente en todas ellas, especialmente en una sociedad que lo que más valora es el aspecto exterior en detrimento de la esencia.

 

Ya desde tiempos remotos el sueño de la invisibilidad estuvo presente en los más oscuros anhelos del ser humano. Poder entrar y salir de sitios prohibidos o inmiscuirse en los más profundos secretos de alcoba serían posibles si tuviésemos este don. No en vano, en los grimorios medievales (libros de magia blanca o negra orientados a tareas prácticas) se explican diferentes rituales de invisibilidad, y como no diversos accesorios mágicos como el Féth Fíada ("el amo de la bruma"), un tipo especial de capa o manto que permitía volverse invisible a quien lo usara, muy popular en la tradición mágica irlandesa.

 

En cuanto a ritos, por si alguien lo quiere probar os reproducimos este curioso que hemos encontrado:

 

 

En una noche de luna llena  y justamente a la media noche ve al rio o quebrada cuyas aguas deben de ser puras y cristalinas, desvístete y sumérgete en sus aguas completamente desnudo pronunciando las siguientes palabras,   foreas, baal lucume. extasias, birzibiat, et htaminis, jat, jat et. acto seguido coge un poco de agua la cual deberá ser introducida en un frasco que llevaras y previamente haber sido limpiado tanto afuera como adentro con agua exorcisada, vístete y ve al panteón mas cercano deberás encender un cirio negro fabricado con cera virgen y múltiple vacía 3 gotas de agua en el orden siguiente, 
 en la tumba numero 1 osea la primer tumba del panteón, la tumba de en medio y la ultima tumba pronunciando las palabras siguientes:


No son carne, ni tampoco de huesos no por el conocimiento ni el poder Desmaterializado soy, invisible serési no por que cuento con el máximo poder.descarnados desmaterializadosnadie me vera no porque estoy muertosino mas bien porque están muertostengo carne  y también hueso, mas nunca me podrás ver.

 

Pero la invisibilidad  lleva milenios utilizándose. Desde el cazador paleolítico que cubría de barro su cuerpo , hasta los modernos bombarderos invisibles al radar de las últimas guerras , el arte de la discreción y el pasar desapercibido se ha utilizado con fines cinegéticos y bélicos profusamente. Hoy en día la capa de invisibilidad existe, más como curiosidad científica que como invento práctico, combinando receptores y emisores de luz junto con un algoritmo informático.

 

Pero un hombre verdaderamente invisible sigue siendo inquietante. ¿O no notas ahora su aliento tras tu nuca, leyendo esto por encima de tu hombro? 

 

 

Algunas adaptaciones filmográficas de esta novela...

  • El hombre invisible (The Invisible Man) 1933 producida por Universal Pictures

  • El regreso del hombre invisible (The Invisible Man Returns, 1940),

  •  La mujer invisible (The Invisible Woman, 1940)

  •  El agente invisible (Invisible Agent, 1942).

  • Tomei ningen (‘Hombre invisible’), 1954 (Una curiosa versión libre japonesa)

  •  El hombre sin sombra (Hollow Man) Paul Verhoeven en el 2000, con Kevin Bacon.

Y por si quieres leerla...

 

 

 

 

 

 

 

Please reload

BANER HORIZONTAL.jpg
Please reload