sicifinews logo.jpg
logo camarote.jpg
BANER HORIZONTAL.jpg

Oda a la Muerte


¿Estoy muerto? ¿Llegó ya mi hora? ¡No! ¡No puede ser! ¡Todavía no!

Han sido 38 horas seguidas de batalla, la piel se me fundió con el hierro, con el sudor y con la sangre. He sentido las vísceras aun calientes de mis enemigos rozar mis mejillas, y lo que es aún peor, las de mis aliados. 3 meses planeando la ofensiva, 8 semanas de andaduras, hambre, sed, agotamiento, miedo, fiebre…

Por mis hermanos que moriré de la forma más honrada. Vendrá Dios a recoger mi alma y me tendrá que suplicar de rodillas para que me desate de mi estandarte. Que venga el enemigo hasta aquí, que me pisotee, pero que me encuentre en pie, como siempre viví, como siempre vivimos. Me aferraré al hierro de mi espada, no pienso soltarla. Me siento desnudo, sin ataduras, ya nada me encadena a esta tierra bañada con la sangre de mis héroes. ¡No! Dios, concédeme un último deseo, déjame mirarle a los ojos a esos enemigos de los helenos, déjame escupirles, déjame vertir sobre ellos el veneno más devastador, déjame ver como les empapa la garganta, la quema y mueren entre terribles gritos de dolor, déjame jactarme de su viaje al más allá, como hicieron ellos con mis hermanos.

<